Simón Gregorchich

Nació en Ursina (en esloveno Vrsno), junto a Caporetto, el 15 de octubre de 1844; murió en Gorizia el 24 de noviembre de 1906. Tras una infancia feliz pasada en las montañas, un tío suyo, sacer­dote, lo hizo estudiar en el Instituto de Gorizia y a continuación entró en el semi­nario. A los veinte años publicó en el Slovenski glasnik [Mensajero esloveno], su pri­mer ciclo de poesías líricas.

Ordenado sacer­dote en 1868, fue nombrado capellán en Caporetto: allí llevó una intensa vida espi­ritual; su poesía expresa un profundo su­frimiento humano debido al amor que sus­citó en él la maestra Dragojila Milek y que el estado sacerdotal del poeta hizo ne­cesariamente infeliz. En 1873, fue trasla­dado G. a Rihenberg. Gravemente enfermo del corazón, hubo de solicitar licencia en 1881 y, durante algún tiempo, fue huésped de amigos en lugares diversos. En 1882 apa­reció el primer volumen de sus Poesías (v.); la forma mundana y los temas amorosos de^ algunas de ellas suscitaron la indigna­ción de cierta crítica, y las polémicas en tomo a su volumen trascendieron al terreno político. Profundamente confuso, se retiró G., como vicario, a su propia granjita de Gradiscutta, y se dedicó a intensas medi­taciones.

El segundo volumen de Poesías apareció en 1888 y fue acogido con frial­dad. Cuando salió el tercer volumen (1902), el más discutido todavía en nuestros días, hacía tres años que G. había obtenido el retiro y se había establecido en Gorizia, donde vivió hasta su muerte. El cuarto vo­lumen de sus Poesías apareció en 1908, des­pués de su muerte.

R. Picchio