Robert Zimmermann

Nació el 2 de no­viembre de 1824 en Praga y murió el 1. ° de septiembre de 1898 en Viena. Figuró entre los seguidores más notables de Herbart (v.), cuyas ideas sobre la estética desarrolló am­pliamente. Hijo de un consejero escolar, llevó a cabo los estudios inferiores bajo la guía del padre; luego matriculóse en la Universidad de Praga y frecuentó las lec­ciones de Matemáticas y Astronomía. Mien­tras tanto, empezaba a predominar su inte­rés por la Filosofía, singularmente la de Herbart, en la cual fue iniciado por el físico Franz Exner. Prosiguió los cursos univer­sitarios en Viena, donde se graduó en 1846 y fue nombrado, el año siguiente, auxiliar del observatorio astronómico.

Los aconte­cimientos de 1848 le alejaron de los estu­dios; pasó a formar parte de la legión estu­diantil, y compuso, por aquel entonces, una poesía que se hizo popular, dedicada a los caídos en marzo. En 1849, y asimismo en Viena, obtuvo la habilitación para la ense­ñanza libre de la Filosofía. En adelante, hizo una rápida carrera; aquel mismo año, en efecto, llegó a profesor extraordinario de Olmütz, y luego lo fue ordinario de Praga (1852) y Viena (1861-95). Allí llevó a cabo su Estética general como teoría de la forma (1858-65, v.), obra maestra de Zimmermann, precedida de otros textos estéticos: Sobre lo trágico y la tragedia [über das Tragische und die Tra­gödie, 1854], Estudios y críticas de filosofía y estética [Studien und Kritiken zur Philo­sophie und Ästhetik, 1870]. En Esbozo de antroposofia [Anthroposophie im Umriss, 1882] ofreció una exposición resumida de su sistema.

M. Spagnol