Rajić, Jovan

Nació el 11 de noviembre de 1726 en Srijemski Karlovci y murió el 11 de di­ciembre de 1801 en el monasterio de Kovilj; consagró la mayor parte de su vida a una Historia de diversos pueblos eslavos, y en especial de los búlgaros, croatas y serbios (v.) que ha hecho que se le considere durante muchas generaciones como funda­dor de la historiografía serbia. Terminados sus primeros estudios en Karlovci y en Sopron, fue posteriormente durante tres años (1753-56) alumno de la academia de Kiev. Antes de volver a su patria permaneció tam­bién por algún tiempo en Moscú. Todos sus viajes debían tener a continuación, durante más de un decenio, la primordial finalidad de reunir materiales para su Historia.

Des­pués de una nueva visita a Kiev, llegó en 1758 al monte Athos a través de Polonia, Valaquia, Moldavia y Constantinopla. Los monjes del famoso monasterio de Hilendar lo acogieron con suspicacia, a pesar de lo cual pudo Rajić reunir preciosos documentos y partir con abundante bagaje de notas. Vivió después durante trece años en Karlovci, enseñando Retórica y Geografía y atendiendo a sus propias investigaciones. En 1768 terminó de escribir su gran obra y cuatro años después se hizo monje, en el monasterio de Kovilj, en el que pronto al­canzó el grado de metropolitano. Desde en­tonces, se ocupó sobre todo de cuestiones teológicas y litúrgicas, escribió un pequeño catecismo y regla de vida monástica y tra­dujo la crónica serbio-bosniana de Gebhardi. En 1794-95, gracias a la munificencia de un anónimo mecenas, pudo ver publicada su Historia.

Rajić no se consideró, sin embargo, satisfecho. En sus últimos años, atormen­tado por la gota y por una verdadera ma­nía de persecución, nunca cesó de lamen­tarse, entre otras muchas cosas, de los abun­dantes errores de imprenta que, según él, habían desnaturalizado su laboriosa obra histórica y, por tanto, desvalorizado.

R. Picchio