Piotr Skarga

Nació en Grójec, cerca de Varsovia, en 1536, y murió en Cracovia en 1612. Es una de las principales figuras de la contrarreforma polaca. Hombre de una gran cultura, actuó primeramente como precep­tor, y luego, impelido por la vocación reli­giosa, ingresó en el Colegio Nazareno de Roma y recibió las órdenes sagradas en la Compañía de Jesús. Vuelto a la patria, ejer­ció allí el ministerio eclesiástico. Cuando el colegio de los jesuítas de Vilna fue elevado a la categoría académica, el rey Esteban Batory quiso que Skarga fuera el primer rector del mismo. Posteriormente recibió del mo­narca Segismundo el nombramiento de pre­dicador cortesano.

Dejó numerosas obras hagiográficas, políticas e históricas, y va­rios tomos de sermones. Los textos más célebres de nuestro autor son los Sermones en la Dieta (v.), no pronunciados en reali­dad, pero cuya impresión suponía ya un acto realmente valeroso, por cuanto, vibran­tes de amor patrio, censuraban los errores de la nobleza polaca. La obra es un mode­lo de prosa oratoria. Entre las producciones menores de Skarga figura De la unidad de la Iglesia de Dios [O jednosci Kościola Bozego], texto que, dirigido contra los protes­tantes y la iglesia griega, contribuyó al establecimiento del tratado de Brzesć (1594) entre la Iglesia oriental y la católica.

M. Bersano Begey