John Skelton

Nació en Diss (Norfolk) hacia 1460 y murió el 21 de junio de 1529 en la abadía de Westminster (Londres). Estu­dió en Oxford y Cambridge, donde graduóse en 1493, y muy pronto se hizo famoso como humanista y gramático latino. Protegido por la culta condesa de Richmond, madre de Enrique VII, llegó más tarde a preceptor del futuro Enrique VIII. Ordenado subdiácono en 1498 y sacerdote poco después, abandonó el servicio en la corte y empezó a actuar como párroco de Diss, con un beneficio que nominalmente conservó durante el resto de su vida. En el ejercicio de tal cargo tuvo junto así a una mujer con la cual se hallaba casado en secreto; ello dio lugar al escán­dalo. Sus sátiras le valieron el odio de los dominicos; parece incluso haber sido so­metido por el obispo a una suspensión tem­poral. Los ataques al cardenal Wolsey, ministro de Enrique VIII, le obligaron a refugiarse junto al abad John Islip, quien le protegió hasta el fin de sus días.

Espíritu singular y sarcástico, Skelton es un típico repre­sentante de la crisis experimentada por la poesía medieval en los albores del Rena­cimiento. Entre sus obras juveniles figuran Of Mannes Lyfe the Pérégrination, traduc­ción (hoy perdida) del Pèlerinage de la vie humaine, de Guillaume de Deguileville, dedicada a la condesa de Richmond, y varios poemas elegiacos sobre la muerte de Eduardo IV y de Henry Percy, conde de Northumberland. Sin embargo, lo más inte­resante de la producción del autor pertenece al período de la madurez: así, Libro del gorrión Felipe (1503-07, v.), Colin Clout (1519, v.), y ¿Por qué no venís a la corte? (1522-23, v.). Mencionemos, además, los si­guientes poemas: The Bowge of Court, rico en típicas alegorías contemporáneas de los vicios y escrito en estrofas denominadas «chaucerianas»; Speke, Parrot, dirigido tam­bién contra el cardenal Wolsey, y del que sólo conservamos algunos fragmentos; The Tunnynge of Elinoure Rummynge, descrip­ción realista de varias mujeres ebrias en una taberna; y Skelton Laureate against the Scottes, violento ataque contra los escoce­ses.

Se le atribuye, además, una colección de narraciones en forma de farsas titulada Merie Tales of Skelton, posiblemente apó­crifa. Nuestro autor es recordado también como iniciador del «metro skeltónico», for­mado por hexasílabos rimados libremente.

M. Colombi Guidotti