Pierre Louys

Nació el 10 de diciembre de 1870 en Gante y murió en París el 5 de junio de 1925. Su verdadero nombre era Louis, que transformó en Louys por excentricidad. Llevado muy joven a la capital de Fran­cia, frecuentó allí la Escuela Alsaciana Pro­testante y luego la Sorbona. Permaneció en esta ciudad, y en ella trabó amistad singularmente con André Gide, antiguo con­discípulo suyo, y Paul Valéry. Empezó muy pronto a componer versos, y en 1891 reve­lóse poeta de tendencias parnasianas en su primer volumen Astarté y en los diversos textos poéticos que en la revista La Conque, por él fundada y dirigida, alternaban con páginas de Henri de Régnier, Gide y Va­léry. Su obra, empero, aparecía viciada por una especie de influjo dannunziano que distinguía al autor de estos otros literatos, más severos.

Incluso Grecia, a la que siem­pre consideró un mundo perfecto, queda en él reducida a un lugar ideal de amores libres, alegrías fáciles y delicados placeres. Tradujo a los autores poéticos griegos, y fue, a su vez, poeta de forma pura. De esta suerte, cuando en 1894 publicó sus «poe­sías en prosa» tituladas Las canciones de Bilitis (v.) no le resultó difícil hacerlas pa­sar por traducción suya de una obra de una poetisa desconocida y contemporánea de Safo. Su gusto de esteta decadente re­sultaba adecuado al ambiente del simbo­lismo tardío; ello diole cierta notoriedad temporal, a la que contribuyó también el inesperado elogio de François Coppée a su licenciosa novela Afrodita (v.), publicada en 1896. Sus obras más notables siguen sien­do Las canciones de Bilitis, a las cuales puso música Debussy, y la novela de am­biente español La mujer y el pelele (v.), en la que el director cinematográfico Von Stemberg inspiró un célebre film interpretado por Marlene Dietrich. Son también dignas de mención las sabrosas y picares­cas páginas de Aventures du roi Pausóle.

G. Veronesi