Pierre-Louis Ginguené

Nació en Rennes el 25 de abril de 1748, murió en París el 11 de noviembre de 1816. De noble familia, fue educado por los jesuitas en el Colegio de su ciudad natal, mientras el padre lo inició en el estudio del inglés y del italiano.

En 1772 se encontraba en París, donde se dio a conocer con buenos artículos de crítica aparecidos en el Mercure de France; triun­fó como poeta con una ópera bufa (Pomponin) y con la Satire des Satires (1778). Al año siguiente alcanzó mucho éxito un relato en verso, La confession de Zulmé. Fue sincero republicano y fundó con Cerutti y Chamfort un diario, La Feuille villageoise, para difundir en el campo los idea­les de la Revolución; pero cuando ésta de­generó, criticó’ sus excesos, a consecuencia de lo cual fue encarcelado. Liberado en 1794, la Convención le nombró director de la Comisión de Instrucción Pública; en 1797 fue enviado a Turín como ministro pleni­potenciario, pero sólo permaneció allí siete meses. Bonaparte lo llamó para formar parte del Tribunado; pero en 1802 fue alejado de él por su oposición al establecimiento de tribunales especiales.

Se dedicó entonces a la enseñanza: de 1802 a 1806 profesó un curso de Literatura italiana en el Ateneo y colaboró en la Histoire littéraire de France. En 1812 publicó una buena traducción de Catulo. Sus últimos años estuvieron consa­grados a la Historia literaria de Italia (v. Historia de la literatura italiana).

P. Raimondi