Pedro Henríquez Ureña

Escritor y humanista dominicano nació en Santo Domingo en 1884 y murió en 1946. Hijo de la poetisa Salomé Ureña de Henríquez. Ha sido una de las figuras más sólidas y estimables de la cultura dominicana. Erudito de tipo mo­derno, preocupado por la corrección y la pureza del lenguaje, y enamorado de los clásicos griegos, latinos y castellanos, ape­nas escribió obras de imaginación, como el cuento La Sombra, el poema dramático El nacimiento de Dionisos (v.) y algunas poe­sías más, dentro del tono y ambiente del modernismo.

Su limpieza literaria corrió pa­rejas con su limpieza espiritual: por cami­nos opuestos a los de su hermano Max, se alejó pronto cuanto pudo del dictador Tru­jillo y explicó Literatura en la Universidad de México; y después de las temporadas que pasó en España, Estados Unidos y Cuba, se estableció en Argentina, donde fue pro­fesor en las universidades de Buenos Aires y La Plata, y le sorprendió la muerte. Fue filólogo y un ensayista de verdadera altura, apasionado por la sencillez del lenguaje, que procuró limpiar de barroquismos hasta lle­gar en ocasiones a la sequedad. A este res­pecto, son fundamentales sus estudios titu­lados Corrientes literarias en la América hispana (v.); Seis ensayos en busca de nues­tra expresión (v.); Ensayos críticos (1905); Horas de estudio (1910); Mi España (1912); La versificación irregular en la poesía cas­tellana (1920); La cultura y las letras colo­niales en Santo Domingo (1936); El español en Santo Domingo (1940); Plenitud de Es­paña (1940), y su obra póstuma: Historia de la cultura en la América Hispánica (1947).

Son de verdadera importancia sus ensayos sobre Juan Ruiz de Alarcón y sobre Her­nán Pérez de Oliva, así como su recopila­ción de Romances de América (1913), en la que recoge los romances españoles que to­davía se recitan o cantan en la República Dominicana. Nuestro autor es una figura ilustre de las Letras de la América española.

J. Sapiña