Ou-Yang-Hsiu

(Apelativo honorífico, Yung Shu; sobrenombre, Tsui Weng, Liu I Chü Shih). Nació en Lu-ling, en el Kiangsi, de familia pobre, en 1007; murió en 1072. Habiendo quedado huérfano de padre a los cuatro años, fue educado e instruido por su madre. A los quince años, sus excelentes dotes de ingenio comenzaron a imponerse, y más tarde quedó el primero entre los candida­tos a los exámenes de Estado. Su vida pública constituyó un ejemplo de honradez y rectitud; pero hubo de padecer mucho por parte de Wang An-shih (v.), al que hubo de someterse. Gustaba mucho del vino (de donde el apodo de «Viejo Ebrio») y de la buena sociedad. Contemporá­neo y amigo de Ssû-ma Kuang (v.) y ad­versario de Wang An-shih, fue por ello partidario de los conservadores y enemigo de los innovadores. En moral fue confucianista, como sus coetáneos Chou Tun-i (v.), Shao Yung (v.), Chang Tsai (v.) y los hermanos Ch’eng (v.).

Sobresalió como his­toriador por la Nueva historia de los T’ang (Hsin T’ang Shu), que redactó conjuntamente con Sung Ch’i (998-1061) y que le costó diecisiete años de trabajo, y por la Nueva historia de las Cinco Dinastías [Hsin Wu Tai Shih], entrambas superiores, por su estilo y por la compresión de los he­chos que revelan, a las crónicas similares anteriores. Sus obras completas se titulan Ou-yang Wên Chung Chi (v.). Trató diver­sidad de temas, algunos de ellos de carác­ter serio y grave, otros de índole jocosa, tales como una exposición sobre el libro de la poesía (Shih Ching), un tratado so­bre inscripciones antiguas (Chia Ku Lu), una colección de anécdotas de los perso­najes de su tiempo (Kuei Tien Lu), e infi­nitos poemas y ensayos. Sus trabajos goza­ron de mucha popularidad. Nuestro autor fue canonizado con el nombre de Wen Chung, siendo admitido en el templo confuciano en 1530.

B. Fedele