Nicola Villani

Nació en Pistoya en 1590 y murió en Roma en 1636. Perfeccionó sus estu­dios en Florencia, Siena y Pisa. Estuvo en Grecia, y luego residió mucho tiempo en Venecia. Aun cuando perteneciente al pe­ríodo en el cual predominaba el gusto ba­rroco, permaneció bastante al margen de los peores defectos del estilo. Su fama se halla singularmente vinculada a las obras críticas con las cuales participó en la po­lémica marinista. En sus juicios procura mantener una objetividad superior a la de los escritores barrocos; así ocurre en Burla de Vincenzo Foresi a los «anteojos» del señor Tommaso Stigliani (1630, v.), en el que critica las árbitrarias complicaciones de los poetas. Insiste acerca de los mismos mo­tivos en las Consideraciones de micer Fagiano sobre la segunda parte de los «ante­ojos» del señor Stigliani (1631, v.), obra en la cual sus juicios se extienden a toda la literatura italiana posterior al siglo XIV; concede gran importancia a Dante y ve en Tasso los gérmenes iniciales de la decaden­cia de la poesía en Italia.

F. Catalano