Nicodemus Frischlin

Nació el 22 de sep­tiembre de 1547 en Balingen y murió el 29 de noviembre de 1590. Hijo de un pastor pro­testante, estudió en Tubinga a partir de 1563. Ya en 1568 es nombrado profesor de Historia y Poética de aquella Universidad.

La descripción y conmemoración, en 1575, de las bodas del duque Luis valióle el favor de la corte y la coronación como poeta; pero le enajenó las simpatías de sus colegas. En 1582 marchó a Liubliana, donde enseñó la­tín en una escuela.

En 1584 regresó a Tu­binga, viendo reanudadas las polémicas y dificultades, que le obligaron a alejarse una vez más. Estuvo en Praga, Wittenberg y Brunswick; pero sus enemigos no le dejaron en paz y lograron hacerle encarcelar en la fortaleza de Hohenrauch. Murió en un intento de evasión. Cabe considerarle hu­manista no sólo en cuanto a la cultura, sino también por su temperamento y forma de vida.

Tradujo al latín comedias de Aristó­fanes. De sus obras en alemán — dramas, elegías, odas y poemas — poco puede sal­varse, a excepción de un drama titulado Phasma, refundido en 1839 por Hoch. Frischlin debe la fama a su farsa en latín Julio César redi­vivo (1584, v. Julio César), en la que ima­gina a César y Cicerón situados en el si­glo XVI y pasmados ante las novedades que a sus ojos presenta la vida de una ciudad alemana de la época.

El autor empezó esta obra en 1572, la continuó en 1580 y diole término en 1584; en 1585 fue representada en la corte de Stuttgart en una refundición debida a Meissner.

G. V. Amoretti