Niccoló Secchi (o Secco)

Nació, según pa­rece, en Montichiari (Brescia) durante los primeros años del siglo XVI, y murió en Roma en 1560. Estudió Letras y Derecho y dedi­cóse a la profesión militar y a la magistra­tura. Fue embajador extraordinario de Fernando I ante Solimán, a quien visitó para negociar la paz. En 1555 retiróse en Roma a la vida privada. A su muerte parecía ha­llarse muy cerca de la púrpura cardenalicia. Su nombre está vinculado a la historia del teatro italiano por algunas de sus comedias en prosa, entre las cuales cabe mencionar Los engaños (v.) y El interés (v.), las dos ampliamente difundidas e incorporadas al patrimonio internacional al que acudieron escritores como Molière y Lope de Rueda.

D. Mattalía