Niccoló Jommelli

Nació el 10 de septiem­bre de 1714 en Aversa y murió el 25 de agosto de 1774 en Nápoles. Estudió en estas dos ciudades, y en 1737 presentó su primera ópera, L’errore amoroso, cuyo éxito le in­dujo a la composición de otra, Odoardo; las dos pertenecían al género cómico. Posterior­mente estuvo en Bolonia, Venecia y Roma, donde fue nombrado maestro de la capilla de San Pedro, para la cual escribió nume­rosas composiciones de música sacra. Du­rante este período siguió componiendo tam­bién óperas, algunas de ellas del género serio. Pasó una breve temporada en Viena (1749-50), donde conoció a Metastasio y escribió, entre otras obras, Aquiles en Esciro (v. Aquileida) y una nueva versión de Dido abandonada (v. Dido).

En otoño de 1753 se estableció en Stuttgart, donde diri­gió la capilla del duque de Württemberg. En 1769 los manejos de algunos envidiosos determinaron su vuelta a la patria. J. llevó a cabo hasta cierto punto una reforma de la ópera, y procuró dar a la música escénica una estructura orgánica, mediante la hábil combinación de las partes instrumentales y vocales; por ello, y aun cuando exagerada­mente, fue denominado por sus contempo­ráneos el «Gluck italiano».

V. Terenzio