Moisés Sefardi

Polígrafo hebraicoespañol. Nació en Huesca; convertido al cristia­nismo fue bautizado en 1106 y recibió el nombre de Pedro Alfonso, por haber sido su padrino el rey de Aragón, don Alfonso I el Batallador. Trató de justificar su conversión en un libro en latín. Notable hom­bre de ciencia, contribuyó al progreso de la Astronomía y fue maestro del inglés Walcher. Tradujo las tablas astronómicas de al- Jawárizmí.

Médico del rey Enrique I de Inglaterra hacia 1110. Su obra más famosa es la titulada Disciplina clericalis (v.), que circuló durante la Edad Media en incon­tables manuscritos, y que fue editada por primera vez en 1824, en Francia. Se trata de una colección de cuentos enlazados por sentencias, proverbios y moralidades. La influencia de este libro en la novelística universal ha sido grande: unos sesenta auto­res, en todas las lenguas cultas del mundo y en todos los tiempos, han recogido y apro­vechado ejemplos de la Disciplina clericalis.