Miquel Llor

Novelista catalán. Nació en Barcelona en 1894. Funcionario del Ayun­tamiento de Barcelona, se ha dedicado, ade­más, en estos últimos años, a la venta de antigüedades. Entre sus novelas sobresale Laura en la ciudad de los santos (1930, v.) que obtuvo el premio Creixells el mismo año de su publicación. Posteriormente es­cribió una segunda parte con el título de El somriure deis sants (1947), inferior a la primera. En su estilo predomina el estudio psicológico de los personajes y una moro­sidad analítica de filiación proustiana; tam­bién podemos rastrear en su obra el influjo de Gide, de quien Llor ha traducido Les caves del Vaticá.

Otras novelas: Historia grisa, Tántalo (v.), El camí de Damasc (Premio Joanot Martorell, 1958). También ha cultivado el cuento en L’endema del dolor y otras colecciones, que en 1952 fue­ron reunidas en el volumen Tots els contes (v. Cuentos). El mundo de Llor es vivo pero amargo y en él se mueven figuras atormen­tadas y grises; a menudo un halo de poé­tica ternura envuelve esas vidas miserables. Llor ha sido considerado como uno de los narradores catalanes más equilibrados entre los de su generación.