Michel Nostradamus

Nació el 14 de di­ciembre de 1503 en Saint-Rémy, cerca de Aviñón, y murió en Salón el 2 de julio de 1566. De familia hebrea conversa, estudió Filo­sofía y Medicina en Montpellier. Por nece­sidades de su profesión de médico hizo una vida errabunda, y adquirió fama por sus remedios contra la peste. Perseguido por el odio de sus colegas, se encerró en Salón, alrededor de 1540, abandonó la Medicina y se dedicó a la Astrología y a las ciencias ocultas. A partir de 1550 escribió almana­ques, con pronósticos meteorológicos, reme­dios contra la peste y otras enfermedades, recetas de cosméticos, perfumes, confituras, etcétera, escritos que continuaron impri­miéndose incluso después de su muerte y dieron vida al género de los modernos al­manaques, como «II pescatore di Chiaravalle», «Barbanera», etc.

Son célebres Les prophéties (Lyon, 1555), más conocidas por Verdaderas centurias y profecías (v.), en cuyas herméticas redondillas se pretende ver la previsión de muchos acontecimientos posteriores, entre otros la muerte en torneo de Enrique II, ocurrida en 1559. Catalina de Médicis llamó a N. a la corte, donde tenía ya otros dos astrólogos italianos, Como y Ruggeri, y Carlos IX le nombró médico suyo. Se le debe también una Paraphrase de Galeno «sur l’exortation de Monodote aux études de bonne Artz, mesmement Medecine» (Lione, 1557).