Mechitar Gosh

Nació en Canzag entre 1130 y 1140, murió hacia 1213. Dos historiadores armenios del si­glo XIII, Kirakos de Canzag y Vardan Arevelzi, nos han transmitido abundantes no­ticias de su vida. Tuvo como maestro a Juan de Davus y, hecho monje y «vartabed» (doctor en ciencias sacras), se dirigió des­pués de la muerte de su maestro a Cilicia, a perfeccionarse en un monasterio de la Montaña Negra. Abandonó Cilicia después de 1178 y, pasando por Karin, conoció y se hizo amigo del príncipe Kurt, junto al cual permaneció algún tiempo. Regresó después a Canzag, y a su escuela afluyeron nume­rosos discípulos de todas partes de Armenia. A ruegos de Esteban, patriarca de los Alba- nos, pasó algunos años junto a Vachthang, príncipe de Chacen, del cual llegó a ser íntimo, trasladándose después de nuevo, luego de 1184, junto al príncipe Kurt. Más tarde vivió largo tiempo en el monasterio de Kedik. Cuando un terremoto destruyó el monasterio, lo reedificó en lugar cercano con la ayuda de sus dos poderosos amigos con el nombre de Nor-(nuevo) Kedig.

Pa­rece que había peregrinado a Jerusalén en­tre 1196 y 1198 y que murió en el monasterio reconstruido por él hacia 1213. Al hacer el catálogo de sus obras, Kirakos pasa ex­trañamente en silencio el Cuerpo de derecho canónico y civil (v.), hecho que, puesto en relación con algunos datos de la traducción manuscrita y con elementos interiores de la obra, ha determinado que se dude de la paternidad mechitariana del Cuerpo, para atribuirlo a un padre Hovsep (Akinian). Pero tal hipótesis ha sido recientemente rebatida de un modo claro y se ha restable­cido plenamente la atribución de la obra a nuestro autor. Mechitar profesa la doctrina monofisita, que había sido condenada por el cuarto Concilio ecuménico de Calcedonia, y admite el divorcio, pero no vacila en pedir que su libro sea quemado si se halla en oposición con el magisterio de la Igle­sia. Le son atribuidas por sus antiguos biógrafos otras muchas obras, todas ellas de dudosa autenticidad y en gran parte perdidas.

G. Bolognesi