Mathurin Régnier

Nació en Chartres el 21 de diciembre de 1573 y murió en Rouen el 22   de octubre de 1613. Hijo de un modesto burgués y sobrino por parte de madre del poeta Philippe Desportes (v.), a su tío de­bió seguramente ser adscrito a la casa del cardenal François de Joyeuse. Con este «protector de los asuntos de Francia» en la Corte pontificia, fue muchas veces a Roma, sacando sin embargo escasos beneficios de su servicio o por la avaricia del cardenal, o porque quizá se hiciera poco grata su conducta excesivamente libre. También que­daron defraudadas sus esperanzas sobre la herencia del tío.

No abandonó por ello Régnier su alegre humorismo. En 1605, establecido definitivamente en París, entró en relación con el marqués de Coeuvres, hermano de Gabrielle d’Estrées, y con jóvenes poetas amantes, como él, de las tabernas y de las alegres tertulias. Había recibido entretanto una canonjía en Chartres (1609) sin que ello hiciera cambiar el tono de su vida. Pero llevaba en él el don de la poesía y las Premières oeuvres (v. Sátiras, 1608), le dieron inmediatamente fama y autoridad. Rápidas se siguieron las reimpresiones, que continuaron hasta la de 1613, año de su muerte. Su vida de libertinaje no fue ajena a su muerte prematura. El amor a la liber­tad constituye el sueño de su espíritu, e informa también la obra, expresamente re­belde, opuesta a la nueva «norma» que Mal­herbe venía imponiendo, y rica de denso y animado humor.