Marco Cornelio Frontón

Retórico afri­cano de Cirta, en Numidia, fue el orador más célebre de la Roma de su tiempo y uno de los maestros de la tendencia literaria arcaica. Nació en los primeros años del si­glo II, recorrió todos los grados de la ca­rrera consular y recibió de Antonino Pío el encargo de educar a los futuros empera­dores Marco Aurelio y Lucio Vero; alcanzó el consulado en 143 y murió en 166 ó algo des­pués.

Sus relaciones con los dos augustos discípulos prosiguieron una vez llegados am­bos al poder (161), a través de las Epístolas (v.). Los críticos antiguos hablan con gran admiración de la filología y del estilo de este autor, por lo que el descubrimiento del epistolario en cuestión, encontrado en 1815 por Angelo Mai (una parte en Milán y otra en Roma), suscitó considerable curiosidad; pero el texto hallado defraudó, sobre todo por su escaso valor en cuanto documento histórico.

Interesante resulta el estilo de Frontón, ejemplo del purismo de tendencia arcaica que tuvo numerosos imitadores (los «frontonianos»); pero, naturalmente, no podía dejar una huella persistente en la litera­tura, por cuanto se hallaba cerrado a la influencia de la lengua latina viva.

F. Codino