Marco Antistio Labeón

Jurisconsulto romano de los primeros tiempos del Impe­rio. Era hijo de Pacuvio Antistio Labeón (también jurista y combatiente pompeyano suicidado tras la batalla de Filipos) y discí­pulo de Trebacio Testa, y siguió la carrera política hasta la pretura; sin embargo, no aceptó el consulado que le ofreciera Augus­to. Alentaba sentimientos republicanos, y en filosofía parece haber seguido la doctrina estoica. Desconocemos la fecha de su muer­te, sin duda alguna anterior al 22 a. de C.

En cuanto a su actividad de jurisconsulto, Sexto Pomponio dice que era muy estudioso y pasaba seis meses del año en Roma y los restantes seis en el campo, dedicado a la redacción de sus obras; debió de escribir cuatrocientos volúmenes de Escritos jurídi­cos (v.), de nosotros conocidos solamente por los testimonios y los extractos que de ellos hicieron eruditos posteriores. Labeón estuvo al frente de una de las dos escuelas jurídicas que surgían entonces en Roma, y fue adver­sario, en parte por motivos políticos y per­sonales, de Ateyo Capitón, jefe de la otra escuela. Cocceio Nerva, abuelo del empera­dor de este nombre, sucedió a Labeón en la dirección de su escuela, denominada luego de los proculianos, en tanto que la de Ateyo Capitón era conocida por la de los sabinianos.

F. Codino