Laza Lazarevich

Nació en Shabac el 1º de mayo de 1851 y murió en Belgrado el 28 de diciembre de 1890. Fue médico y científico, y en cuanto literato se le considera creador de la narración realista serbia; su  realismo, no obstante, resulta aún muy pe­culiar, y está lleno de sentimentalismo y tradicionalismo. Desde joven reveló una gran afición a las ciencias naturales. Ter­minados, en 1871, los estudios de Derecho en la Universidad de Belgrado, obtuvo una beca para su graduación en Medicina en Berlín. Durante las campañas de los años 1876, 1877 y 1878 sirvió en la Cruz Roja militar. Vuelto a la capital alemana, graduóse en Medicina el 8 de marzo de 1879.

Este mismo año fue nombrado médico terri­torial en Belgrado, y publicó en el periódico Srpska Zora [Aurora serbia] su primera narración, La primera vez con el padre a maitines (v.), a la que siguieron poco des­pués otras cinco (reunidas en 1886 en un volumen titulado Seis narraciones). En 1881 llegó al cargo de director del hospital de Belgrado. Además de las prácticas médi­cas, desarrolló una intensa actividad de investigación científica, y presentó, en el cur­so de pocos años, veintidós relaciones a la Sociedad Serbia de Medicina. Estallada en 1885 la guerra contra Bulgaria, distinguióse, con la graduación de mayor médico, en el establecimiento improvisado de un gran hospital de campaña en Nish.

A fin de pre­servar su salud ya minada por la tuber­culosis, y también para dejarle el tiempo necesario que dedicar al trabajo personal, las autoridades serbias le nombraron mé­dico particular del rey Milán con el grado de teniente coronel. Siquiera su predilec­ción por los estudios científicos y la mis­ma brevedad de su vida le impidieran dar a la literatura de Serbia una abundante producción, sus bellísimas narraciones le procuraron inmediatamente una gran fama, y en 1890 un premio de la Academia serbia.

R. Picchio