Lapo Mazzei

Nació en Prato (Toscana) en 1350, hijo de Mazzeo di Ghiho y de una señora Bartola; murió en Florencia el 30 de octubre de 1412. Hechos los estudios en su ciudad natal se trasladó a Florencia donde a partir de 1373 ejerció de notario, abrién­dose camino hacia cargos públicos de una cierta importancia: fue candidato al prio­rato en 1381 y en 1391, notario de la Seño­ría en 1383, encargado de una misión en Faenza en 1386, y secretario de la legación florentina encargada de llevar a cabo, en 1391, las negociaciones de paz con los Visconti. Fue también durante muchos años notario y administrador del hospital de Santa María Nueva; y defensor, en Prato, de una iniciativa benéfica, el «Ceppo dei poveri», realizada sobre todo por la gene­rosa aportación financiera de un riquísimo mercader de Prato, Francesco Datini, al que Mazzei estuvo ligado por una constante amistad.

De su vida familiar se sabe que en 1376 casó con una señora llamada Tessa di Giovanni d’Ugolino, y tuvo de ella numerosa descendencia; habiendo quedado viudo, casó en segundas nupcias, en 1410, con una tal Margherita di Francesco Binducci. Fue «literato» en el mejor sentido de la palabra, pero de una intransigente seriedad moral e inclinado a un activo apos­tolado en el que aparecía el impulso cari­tativo de la tradición franciscana: admira­dor de Dante y de Jacopone, más reservado en relación con Petrarca, y mucho más en lo que respecta a Boccaccio, Mazzei figura en la historia literaria por la rica colección de casi quinientas Cartas (v.) dirigidas en gran parte a su amigo Francesco Datini y escri­tas en lengua vulgar, publicadas por Ce­sare Guasti con el título Lettre d’un notaro a un mercante del secolo XIV con altre lettre e documenti (1380): tales cartas son el espejo del hombre y ofrecen materia de variado interés histórico-documental.

E. Mattalia