Klementyna Tańska Hoffmannowa

Nació en Varsovia el 23 de noviembre de 1798 y murió en París el 19 de septiembre de 1845. Hija de un literato, Ignacy Tański, fue edu­cada hasta los catorce años en un colegio de espíritu y métodos franceses, y luego en el hogar, junto a su madre, en un am­biente culto y patriótico, influido, como ocurría con la mejor sociedad varsoviana, por el poeta Brodziński. Inclinada al estudio de la Pedadogía, en 1824 fue nombrada ins­pectora de los colegios femeninos de Var­sovia.

En 1825 fundó el primer periódico polaco para la juventud, en el cual publicó por entregas sus mejores textos, las Cartas de Isabel Rzeczycka a su amiga Úrsula [Listy Elźbiety Rzeczyckiej do swojej przyjaciólki Urszuly] y el Diario de la condesa Fran­cisca Krasińska (v.), auténtica obra maestra que fue considerada un verdadero diario y no es, en realidad, sino la fusión de una serie de cartas, fragmentos periodísticos y recuerdos contemporáneos obtenidos direc­tamente por Tańska de las personas que habían conocido a aquella que luego se convertiría en abuela materna del rey Carlos Alberto. En 1829 contrajo matrimonio con Karol Hoffman, jurista e historiador. Tras la revo­lución de 1831 hubo de marchar a Dresde con su esposo, y luego a París. Compuso también algunos ensayos sobre la educación. Fallecida en el destierro, fue sepultada en el cementerio parisiense del Pére Lachaise.

M. Bersano Begey