Karl Justi

Nació en Marburgo el 2 de agosto de 1832 y murió en Bonn el 9 de diciem­bre de 1912. Estudiante de Filosofía y Teo­logía en Berlín, demostró ya entonces un vivo interés respecto a los problemas de estética; el trabajo con que se capacitó en Marburgo para la enseñanza universitaria de las materias filosóficas fue, en efecto, un estudio sobre los elementos estéticos de la filosofía de Platón. En 1867 se hallaba en Roma, donde preparaba su monumental monografía acerca de Winckelmann.

El re­trato de Inocencio X de Velázquez le re­veló la gran pintura; y así, J. estuvo ocho veces en España durante la composición de la importante biografía histórica Diego Ve­lázquez y su siglo (v.), que había de apa­recer en 1888 y aún hoy resulta útil por su minuciosa preparación filológica y su fidelidad al fenómeno cultural. Dedicado definitivamente a la historia del arte, en 1872 obtuvo una cátedra en la Universidad de Bonn, donde enseñó a lo largo de casi treinta años. En 1900 publicó otra gran obra: la trilogía biográfica Miguel Ángel (v.). J. poseyó una viva conciencia de los valores humanos, y supo conciliar la apreciación romántica del «genio» con el análisis posi­tivista del medio histórico en el que actua­ron los artistas; sin embargo, careció de una verdadera sensibilidad artística, y re­veló una significativa incomprensión total del arte del siglo XIX.

G. Arneri