Just von Liebig

Nació en Darmstadt el 12 de mayo de 1803 y murió en Munich el 18 de abril de 1873. Fue uno de los científicos más ilustres del siglo XIX. Llevó a cabo sus primeras experiencias en la trastienda de la droguería de su padre, donde preparaba colores, lacas y barnices. Practicante de farmacia, prosiguió sus estudios en Bonn y, posteriormente, en Erlangen; allí se ocupó de química y experimentó la influencia de Schelling, quien orientóle hacia la «filosofía natural». Ingresó en la Sorbona bajo la guía de Gay-Lussac, y pasó después a Giessen, donde fundó un laboratorio que alcanzó notoriedad mundial, y desempeñó hasta 1852 la cátedra de química; luego marchó a Mu­nich. De su escuela salieron muchos quími­cos famosos. Inicialmente se dedicó a la química orgánica, y, con Gay-Lussac, estu­dió los fulminatos, cuya analogía química con los cianatos reconoció (uno de los pri­meros casos de isomería, que observó tam­bién Wöhler).

Descubrió el ácido hipúrico, el cloroformo y el doral, y estudió los com­puestos del ácido úrico, los alcaloides, los aminoácidos y las amidas. Cabe mencionar aquí asimismo la larga colaboración de Liebig con Wöhler, iniciada con las investigaciones sobre el radical benzoilo. Defendió La exac­titud de la teoría de los radicales en la interpretación de las reacciones orgánicas, y admitió la presencia del radical etilo, que dedujo de las fórmulas del éter, el alcohol, el cloruro de etilo y el éter benzoico. Se le debe, además, la aplicación de la química al estudio de la agricultura (entre otros pro­gresos introdujo el empleo de los abonos minerales). Publicó La química orgánica en su aplicación a la agricultura y a la fisio­logía [Die organische Chemie in ihrer An­wendung auf Agricultur und Physiologie, 1840], obra que revolucionó la ciencia agra­ria y enunció la teoría química de la fer­mentación.

Escribió, además, La química de los animales [Die Tierchemie, 1842], y El proceso químico de la nutrición de los vege­tales y las leyes naturales de la agricultura [Der chemische Prozess der Ernährung der Vegetabilien und die Naturgesetze des Feld­baues]. Publicó también Annalen der Phar­mazie. que luego se transformaron en Annalen der Chemie und Pharmazie (v. Me­morias de química y de química fisiológica y agraria).

M. Giua