József Lévay

Nació en Saiószentpéter el 18 de noviembre de 1825 y murió en Miskolc el 4 de julio de 1918. Poeta lírico húngaro, fue, además, periodista, profesor y funcio­nario de la administración provincial, y pasó la mayor parte de su tranquila existencia en Miskolc, donde acabó sus días. La sere­nidad, la dulzura, la reflexiva admiración por la naturaleza y los suaves recuerdos son las notas dominantes de su poesía lírica, apreciada también por los contemporáneos debido a su profunda seriedad moral y a una forma impecable. Epígono del clasicis­mo de János Arany, fue vinculado por la crítica, y no sin razón, a Bums, a quien tradujo con frecuencia.

Durante setenta y cinco años, sus poesías, «parecidas entre sí como los árboles de un bosque de abedules plantados por la misma mano», aparecieron en las revistas más autorizadas; sin embargo, de toda esta producción sólo se ha salvado en la actualidad una obra: el noble y suges­tivo canto elegiaco de Mikes (v.), el patriota desterrado que prefiere renunciar a las amadas llanuras natales antes que a la existencia libre. Lévay fue miembro de la Aca­demia de Ciencias y de la Sociedad Kisfaludy.

E. Várady