José Moñino, conde de Floridablanca

Hombre de estado español. Nació en Mur­cia en 1728, murió en Sevilla en 1808. Estudió Leyes en Salamanca. Llegado a fiscal del Consejo de Castilla, no fue ajeno a la expul­sión de los jesuitas de España (1767). En 1772, siendo embajador cerca del Vaticano, consiguió el breve de extinción de la Orden.

Ministro en 1776, se captó totalmente la confianza del rey y practicó una política tendente a desligarse de Francia. Con la intención de rescatar Gibraltar, participó en la guerra de Francia contra Inglaterra, en apoyo de la independencia de los Estados Unidos. Con la colaboración de Campomanes organizó la nación y trató de fomentar su riqueza.

En tiempo de Carlos IV, por intri­gas del conde de Aranda, fue exonerado y encarcelado en Pamplona. Cayó Godoy, ab­dicó el rey y los franceses invadieron la península. Floridablanca, que ya había sido rehabili­tado, pero vivía en retiro en un convento de franciscanos de Murcia, fue nombrado presidente de la Junta de esta provincia y más tarde de la Junta Central.

El avance de las tropas napoleónicas obligó a la Junta a refugiarse en Sevilla, donde murió Floridablanca el 30 de diciembre de 1808. Floridablanca es autor de va­rios escritos de carácter jurídico y político, entre los que destaca la Instrucción reser­vada para la Junta de Estado (v.), docu­mento que fija con gran claridad el sentido del movimiento ilustrado en España.