José de Villa Viciosa

Nació en Sigüenza (Guadalajara) en 1589 y murió en Cuenca el 28 de octubre de 1658. En esta ciudad (su familia procedía de una localidad vecina, Cardenete) estudió Leyes. Luego de haber ejercido la abogacía en Madrid durante algún tiempo, fue nombrado en 1622 relator del consejo supremo de la Inquisición. Aban­donó el cargo en 1638, cuando llegó a inqui­sidor de la ciudad y del reino de Murcia; por aquellos años era, además, arcediano de Alcor, dignidad de la iglesia de Falen­cia, lo cual demuestra que siguió también la carrera eclesiástica. Seis años después actuó como inquisidor en Cuenca; allí reci­bió una canonjía. En 1648 obtuvo el nom­bramiento de arcediano de Moya.

Más tarde retiróse a Reillo, cerca de Cuenca, donde poseía algunas propiedades. Durante su ju­ventud escribió La Mosquea (v.) — parece haber compuesto asimismo otras obras —, inspirada en el pequeño poema homónimo de Folengo (v.). El texto en cuestión, publi­cado por vez primera en Cuenca en 1615, es una epopeya burlesca en doce cantos y en octavas reales, consideradas por algún crítico las más sonoras de toda la literatura española. Se trata, indudablemente, de uno de los mejores poemas jocosos de la lengua castellana, y no resulta muy inferior a la Gatomaquia (v.) de Lope, que en parte me­noscabó su merecida fama.

P. Raimondi