Jorge Ferreira de Vasconcellos

Según parece, nació en Coimbra hacia 1515 (aunque Lisboa y Montemor-o-Velho pre­tendan ser también su cuna) y murió en 1585 en aquella misma ciudad.

Fue uno de los Comediógrafos portugueses más ilustres del siglo XVI. Vivió en la corte de Juan III y de don Sebastián, a quienes se hallan dedi­cadas algunas de sus obras, y se le nom­bró hidalgo de la casa del infante don Duarte.

Además fue funcionario de la Admi­nistración colonial y de la Hacienda Pú­blica, en la que en 1563 le sustituyó Luis Vicente, hijo de Gil. De él nos quedan tres comedias: Eufrosina (v.), inspirada en la Celestina (v.), atribuida a Rojas; Ulysippo, de la cual se ignoran las fechas de compo­sición y edición, y Aulegrafia, publicada póstuma en 1619.

Escritas en un lenguaje abun­dante en expresiones idiomáticas y en má­ximas proverbiales, constituyen, a pesar de su estructura rigurosamente clásica, un inte­resante documento acerca de las costumbres, el habla y la vida ciudadanas, estudiantiles y cortesanas de la época.

A Ferreira de Vasconcellos se debe asimismo un relato caballeresco, Memorial de las proezas de la segunda Tabla Redon­da (1567, v.) dedicado al rey don Juan III y al entonces infante don Sebastián.

L. Stegagno Picchio