John Stuart Mill

Nació en Londres el 20 de mayo de 1806, murió en Aviñón el 8 de mayo de 1873. Fue educado por su padre James Mill (v.), y mostró una gran capacidad de asimilación, tanto que a los ocho años ha­bía leído muchos clásicos latinos y griegos, tenía una extensa cultura histórica y estaba ya en condiciones de enseñar a sus her­manos menores. En 1820 marchó a Francia, a casa de la familia de Samuel Bentham, hermano del filósofo Jeremy; en aquella época sus estudios versaban sobre ciencias naturales, pero, vuelto a Londres, se de­dicó a los estudios jurídicos. En 1822 entró en la sede central de la Compañía de In­dias, es decir, en el Examiner’s Office de la India House, donde su padre ocupaba un elevado cargo; mientras tanto, fue atraí­do y tomó parte en los trabajos de la es­cuela que se había formado en torno a Bentham. Éste le encargó la preparación para la imprenta del manuscrito de su Rationale of Judicial Evidence, que apareció en 1827 con notas y capítulos añadidos por Mill.

Cuando el contragolpe de la revolución de 1830 en Francia produjo en Inglaterra un movimiento político de sentido liberal, participó activamente en las polémicas que precedieron a las leyes de Reforma y des­pués continuó durante algunos años cola­borando en periódicos defensores del libe­ralismo más radical. De 1835 a 1840 dirigió la London and Westminster Review, órgano del partido radical, primero con su amigo Molesworth y después solo. Autor fecundísimo y trabajador incansable, su produc­ción científica fue de las más notables. Su primera gran obra filosófica fue el Sistema de lógica (v.), publicado en Londres en 1843, seguido después de otros escritos filo­sóficos, como Utilitarismo (1863, v.) Exa­men de la filosofía de sir William Hamilton (1865, v.) y A. Comte and Positivism (1865), en los cuales renovó el empirismo sobre la base de la psicología asociacionista tomada de Hume; en la ética modi­ficó el utilitarismo de Bentham en el sen­tido de adaptarlo más adecuadamente al Derecho y a la política.

A su afición por los estudios de Filosofía y de Lógica se añadió la despertada por los problemas eco­nómicos, como lo prueban los Ensayos so­bre algunas cuestiones todavía no resueltas de economía política (1844, v.) y los Prin­cipios de economía política (1848, v.). Los Ensayos contienen sus aportaciones más ori­ginales a la ciencia económica y se refie­ren a variadas cuestiones, desde las con­cernientes a los valores internacionales has­ta las referentes a la metodología de la ciencia. Los Principios constituyen la sín­tesis definitiva del pensamiento de los eco­nomistas clásicos, reflejando también, por otra parte, el agudo pensamiento de Mill acerca de las más importantes cuestiones sociales y políticas de su tiempo. El ensayo De la influencia del gobierno, contenido en la obra, obtuvo amplia resonancia y sus ideas fueron desarrolladas y completadas en el libro La libertad (1859, v.), total­mente impregnado de liberalismo, y en las Consideraciones sobre el gobierno represen­tativo (1861, v.), En 1851 casó con Harriette Hardy (Mrs. Taylor); en 1856 fue desig­nado para dirigir la oficina de correspon­dencia de la India House, cargo ya desem­peñado por su padre; pero disuelta en 1858 la Compañía de Indias, vivió casi siem­pre en la villa de Saint-Véran, cerca de Aviñón, totalmente dedicado al estudio y al trabajo.

Tomó parte, en fin, en la vida polí­tica de su país, y en 1865 fue elegido por el Colegio de Westminster para la Cámara de los Comunes, ante la cual, entre otras cuestiones, planteó el problema del sufra­gio femenino, propugnado por él en el libro The subjection of Womeu, publicado en 1869, cuando se fundó la primera sociedad cuya finalidad consistía en lograr este obje­tivo político. Muy importante también es Mill por las referencias históricas a su época contenidas en su Autobiografía (1873, v.).

B. Brunello