John Lydgate

Nació en el pueblo de Lydgate (Suffolk) hacia 1370 y murió en torno a 1449. Estudió en la escuela de la abadía benedictina de Bury St. Edmund’s, y fue ordenado sacerdote en 1397; se cree que prosiguió su formación en Oxford y Cam­bridge. Luego viajó por el continente, y en 1426 se hallaba en París. En 1430, o qui­zá antes, dejó el priorato de Hatfield Broadoak, que le fuera confiado en 1423, y de­dicóse por entero a la literatura, a la cual parece haberle inducido Chaucer, con cuyo hijo Thomas mantenía una íntima amistad. De Lydgate, indudablemente el poeta más fecun­do del siglo XV, han llegado hasta nosotros bastante más de 100.000 versos; muy vasta es también su obra de refundición, tra­ducción y compilación.

Muy leído en su tiempo, no queda viva, empero, sino una pequeña parte de cuanto escribió, que puede hallarse en las composiciones reunidas en Testamento (v.) y en Londres chupacuartos (v.); la atribución de este último texto ofrece, no obstante, algunas dudas. Autor de los extensos poemas Sege of Thebes, el más legible, y Las caídas de los príncipes (v.), tediosa adaptación en veintiséis mil versos de Desventuras de los hombres ilus­tres (v.), de Boccaccio, imitó a Chaucer en Complaint of the Black Knight y Temple of Glass; refundió en inglés a Guillaume Deguileville (The Pilgrimage of Man) y Guido delle Colonne (Troy Book). Medie­val no sólo por su mentalidad, sino también por la pesadez y pedantería, Lydgate es una figu­ra representativa de la historia del idioma inglés, a cuyo enriquecimiento contribuyó. En 1952, un erudito alemán, F. Schirmer, intentó una revalidación de este autor.

M. Colombi Guidotti