Johan Peter Hebel

Nació en Basilea el 10 de mayo de 1760 y m. en Schwetzingen, cerca de Heidelberg, el 22 de septiembre de 1826. Perteneció a una modesta familia de origen campesino, e, inclinado a la ca­rrera de pastor evangélico, estudió Teología luterana en la Universidad de Erlangen. Durante algún tiempo fue párroco rural, y luego profesor del seminario de Lorrach, donde pasó ocho años de vida idílica y tranquila, dedicada a los estudios y a la poesía y en medio de la belleza de los bos­ques y los prados. Más tarde, en 1798, llegó a ser director de un centro de segunda enseñanza, en Karlsruhe; desempeñó tam­bién algunos cargos universitarios como pro­fesor de dogmática, y otros de carácter ecle­siástico, y disfrutó de honores académicos: así, por ejemplo, de la graduación «honoris causa» en Heidelberg.

Aun cuando no fuese un verdadero erudito, poseyó óptimas cua­lidades de maestro. Destaca, en particular, como el más notable de los poetas del dia­lecto alemánico; en 1803 publicó por vez primera sus Poesías alemánicas (v.), muy favorablemente criticadas por Goethe y Jean Paul. Algunos de sus cantos alcanzaron gran celebridad y figuraron entre los «Volkslieder» más difundidos. H. fue asimismo un maestro de la anécdota y del cuento moral; publicó en un almanaque, impreso entre 1808 y 1811, muchas de estas composicio­nes, que reunió en El cofre del tesoro del amigo renano de la casa (v.), interesante librito apreciado no sólo en cuanto lectura educativa, sino también como ejemplo de perfección estilística, digna de un clásico menor.

V. M. Villa