Johan Ludvig Heiberg

Nació en Copenha­gue el 14 de diciembre de 1791, y m. en Bonderup (Ringsted) el 25 de agosto de 1860. Fue hijo único de un conocido escritor, Peter Andreas, y de una dama de mundo que se jactaba de literata; formado a lo largo de algunos años en el hogar del hom­bre de letras K. L. Rahbek tras el divorcio de sus padres, creció en un ambiente culto y elevado. Empezó a escribir muy pronto, y compuso algunas comedias afortunadas para el teatro de marionetas: Don Juan, v.; Walter el alfarero [Pottemager Waiter], y una sátira del romanticismo de Ingemann, Broma de Navidad y diversiones de Año Nuevo [Julespøg og Nytaarsløger], que le enzarzó en una polémica con Grundtvig.

Después de un trienio (1819-22) pasado en París, fue lector de danés en la Universidad de Kiel (1822), y aquí pudo conocer la filo­sofía de Hegel decisiva en su formación mental. Tras el éxito, en 1825, del «vaudeville» El rey Salomón y Jorge el sombre­rero [Kong Salomon og Jørcgen Hattemager], establecióse de nuevo en Copenhague, don­de compuso otras varias obras del mismo género, hasta entonces desconocido para los daneses: Peces de abril [Aprilsnarr ene, 1826], El crítico y la bestia [Recensenten og Dyret, 1826], Una aventura en el parque de Rosenborg [Eventyr i Røsenborg Have, 1827], No [Nej, 1837]. Escribió también afortuna­dos dramas románticos: La altura de los elfos (1828, v), Los elfos [Alferne, 1835]. Fundó algunos periódicos (Københavns fiyvende Post, 1827-30, continuado luego en 1834-37 por el Interimsblade), y tuvo por lo menos durante quince años una po­sición dominante en la cultura danesa. Con­servador, dirigió contra los liberales una comedia apocalíptica: Un alma después de la muerte (1841, v.). Entre sus textos sobre la literatura y el arte cabe citar El «vaudeville» como género dramático [Vaudevillen som dramatisk Digtart, 1826], Compendio de filosofía [Grundtraek til Philosophie, 1832], El sentido de la filosofía en el momento actual [Om Philosophiens Betydning for den naervaerende Tid, 1833], Moral estética [Aestetik Moral] y los ensayos Poesía lírica [Lyrisk Poesie, 1843] y Bellman, autor de ditirambos cómicos [B. som komisk Dityrambiker, 1843].

A. Manghi