Jean-Nicolas Corvisart des Marets

Nació en Champagne el 15 de febrero de 1755, murió el 18 de septiembre de 1821. Abando­nados los estudios de Leyes en que le había iniciado su padre, se dedicó a los de Medi­cina, matriculándose en la Facultad de Pa­rís.

Se licenció en 1782 y obtuvo inmedia­tamente el nombramiento de profesor ad­junto a la cátedra de Anatomía, fundada por Antonio Petit. En 1786 sucedió en el cargo de médico y profesor de clínica de la Charité a Desbois de Rochefort, mejorando y perfeccionando su método de enseñanza clínica.

En 1796, con motivo de la reforma de los estudios médicos franceses, le fue con­fiada la cátedra de Clínica, y al año si­guiente obtuvo la de Medicina en el Cole­gio de Francia, teniendo así la oportunidad de reunir la parte práctica de la clínica con la teórica de la segunda cátedra.

Napoleón, siendo todavía primer cónsul, lo nombró su médico, y como tal siguió cuando el cónsul se convirtió en emperador. Instituida la Le­gión de Honor (1802), fue adscrito C. inmediatamente a aquella orden, la más hono­rífica, y poco después ennoblecido con el título de barón.

El Instituto de Ciencias lo contó como miembro desde 1811, y asimis­mo la Academia de Medicina, apenas fun­dada, en 1821, lo recibió como socio hono­rario; fue el último reconocimiento de sus méritos, porque moría al año siguiente.

Clí­nico insigne, tuvo el mérito de difundir e imponer con su autoridad el medio diag­nóstico de la percusión ideado por Auembrugger, pero olvidado y hasta puesto en ridículo por la mayoría de los médicos (Nou­velle méthode pour reconnaître les maladies internes de la poitrine par la percussion de cette cavité).

Dio igualmente gran impor­tancia a la clínica, a la anatomía patológica y se ocupó especialmente en enfermedades del corazón y del aparato respiratorio (v. Ensayo sobre las enfermedades y las lesio­nes orgánicas del corazón y de los gran­des vasos).

A. Pazzini