Jaime Ferrán y Clúa

Médico y bac­teriólogo español. Nació en Corbera de Ebro el 2 de febrero de 1849, murió el 23 de noviem­bre de 1929.

Cursó y ejerció con brillantez la carrera de Medicina, cuya profesión pron­to abandonó para dedicarse a los estudios de bacteriología en Barcelona y Tortosa. Comisionado por el Ayuntamiento barcelo­nés, estuvo en Marsella y Tolón para estu­diar el cólera que había invadido aquellas zonas.

Allí empezó sus trabajos en el labo­ratorio instalado por Nicati y Riessch, en el Hospital de Coléricos de Marsella. De vuelta en Cataluña prosiguió sus investiga­ciones en su pequeño laboratorio de Tor­tosa. Pronto descubrió que los conejitos de Indias inmunizados con cultivos atóxicos de vibriones colerígenos inyectados por vía subcutánea, resistían perfectamente dosis de vibriones virulentos que ocasionaban la muerte de los animales no vacunados.

Él mismo se inoculó cultivos vivos atóxicos y después extendió la prueba a los miembros de su familia y a amigos médicos que se prestaron a ello. El resultado positivo de tales experimentos fueron comunicados por Ferrán al Gobierno. Al presentarse en la región valenciana una fuerte epidemia del terri­ble estrago y gracias a la iniciativa del doc­tor Amalio Gimeno, catedrático de Terapéutica de la Universidad de Valencia, pudo en­sayar Ferrán su vacuna en Alicante (1885) con buen resultado.

Estudiando después la inmu­nización de la rabia, descubrió que las mé­dulas frescas tienen un poder inmunizante mayor que las desecadas (sistema Pasteur) y fundó el sistema llamado supraintensivo. Realizó también estudios sobre la peste bu­bónica, la tuberculosis, etc. Ferrán fue el pri­mero en intentar la inmunización contra el tifus y uno de los primeros que indicó la profilaxis biológica contra la tuberculosis.

Entre sus obras, referentes a su especialidad, cabe mencionar Etiología del paludismo, Memorias sobre el parasitismo bacteriano, pre­miada por la Academia de Medicina; Bre­ves consideraciones sobre la etiología y pro­filaxis del cólera morbo asiático, Errores doctrinales concernientes a la tuberculosis y su bacilo, Vacuna contra la tuberculo­sis, Vacuna contra la apoplejía, etc.

Ferrán fun­dó en Barcelona el Laboratorio Microbiológico Municipal, destinado especialmente a la curación de la rabia.