Jacopo Sadoleto

Nació en Módena el 12 de julio de 1477 y murió en Roma el 18 de octubre de 1547. Estudió Letras y Filosofía en Ferrara, y hacia 1502 marchó a la Ciu­dad Eterna, donde perfeccionó sus conoci­mientos e inició la carrera eclesiástica, en la cual progresó rápidamente. A través de varios cargos, llegó en 1536 a la dignidad cardenalicia. Participó activamente en los trabajos preparatorios del Concilio de Trento, y procuró evitar la escisión religiosa de Europa. Como escritor en latín, fue uno de los mejores representantes de la orien­tación «ciceroniana».

Su amplitud espiritual se apoyó en el criterio renacentista de la personalidad como síntesis armoniosa de las más diversas experiencias artísticas y cul­turales; ello influyó en su posición de tolerancia respecto de los rebeldes protestantes, Jacopo Sadoleto. y en la condenación oficial en que incurrió su comentario In Pauli epistulam ad Roma­nos. Junto a sus textos filosóficos o religio­sos cabe mencionar singularmente el pe­queño poema en latín Laocoonte (v.), que interesó vivamente a Lessing (v.), y el opúsculo pedagógico De la educación de los hijos (v.).

A. Altamura