Jacobo de Vorágine

(Jacopo da Varazze). Nació en Vorágine (Varazze, Liguria) hacia 1230 y murió en Génova el 14 de julio de 1298. Su Legenda sanctorum, más cono­cida como Leyenda áurea (v.), es una obra que ha alcanzado enorme influencia a través de los siglos y ha dado gran notoriedad a su autor. Dominico desde 1244, fue provin­cial de Lombardía entre 1267 y 1285, año en que renunció al cargo. En 1292, y a pesar de su oposición anterior, se le nombró obis­po de Génova.

El estudio y la enseñanza de la Teología constituyeron su verdadera voca­ción. J. tendió siempre a auxiliar práctica­mente a los fieles, a quienes ofreció en tor­no a 1260 sus primicias de escritor sacro: la Leyenda áurea, en cuyas vidas de santos los lectores hallaron entonces modelos y es­tímulos y encuentran todavía hoy el encanto de una fe sin reservas. La misma orienta­ción ofrecen los textos menos conocidos; los Sermones, por ejemplo, e incluso el Chronicon Januense, que narra la historia de Gé­nova desde su fundación hasta 1295, tienen una finalidad esencialmente educativa.

M. D’E Benedetti