Ivan Cankajr

Nació el 10 de mayo de 1876 en Vrhnika y murió el 11 de diciembre de 1918 en Lubiana. Fue uno de los más ilustres re­novadores de la literatura eslovena de los primeros años del siglo actual.

Estudió en Vrhnika y Lubiana, y se matriculó en el Politécnico de Viena. Sin embargo, la lite­ratura y el periodismo le alejaron muy pronto de las aulas universitarias. Todavía joven, había empezado a escribir poesías épicas bajo la influencia de Aškerc; luego pasó a la lírica, y unió su propia labor literaria a la de su joven amigo Dragotin Kette.

Con éste, Mum y Župančič inició el movimiento de reacción frente al realis­mo que la historia de la literatura eslovena habría de consagrar posteriormente con el nombre de «moderna». En Viena, donde residió muchos años, empezó a componer versos según el estilo de Heine y de los decadentes franceses. En 1899 aparecieron sus poesías júveniles en un libro titulado Erotika.

La audacia de las expresiones y de las imágenes le atrajo la antipatía de los católicos; el obispo de Lubiana hizo com­prar toda la edición (salvo 300 ejemplares ya vendidos), que fue quemada pública­mente el día de Pascua. En 1900, en un fa­moso artículo, proclamó C. el alejamiento de su generación respecto de Aškerc, quien hasta entonces había animado el sector pro­gresista de la intelectualidad eslovena.

En los primeros años del siglo se interesó en Viena por los problemas sociales de la épo­ca. Finalmente dejó la poesía y se dedicó a la prosa, en la que destacaría con obras como El criado Bartolo y su derecho (v.), La casa de María Auxiliadora, Visitones y sueños (v.) y otras, muy pronto traducidas a diversas lenguas. La influencia de Ibsen indújole a componer textos dramáticos (v. Teatro).

En 1907 volvió a su patria y se pre­sentó, aun cuando sin éxito, como candi­dato socialista al Parlamento. Vivió los últi­mos años de su existencia en Lubiana y sus cercanías.

R. Picchio