Irén Gulácsy

Nació en Lázárfóld (actual­mente Yugoslavia) el 9 de septiembre de 1894 y murió en 1945 durante el sitio de Budapest. Célebre escritora húngara, contrajo matrimonio a los dieciséis años, y, junto a su marido, ingeniero, pudo conocer de cer­ca la vida de los campesinos modestos, cu­yos problemas dieron tema a sus dramas y novelas juveniles. Cuando, al principio de la primera Guerra Mundial, una grave enfermedad inmovilizó a su esposo y le in­capacitó para el trabajo, G. dedicóse al pe­riodismo, y durante largos años, con heroico espíritu de sacrificio, proveyó sola al man­tenimiento de la familia y a los cuidados del marido enfermo.

La fuerza de volun­tad, la tenacidad y el heroísmo, disposiciones sin duda ya propias de la naturaleza de G., pero acrecentadas por las experien­cias de su vida, llegaron a ser, andando el tiempo, los motivos principales de sus obras. Las novelas históricas, Novios negros (1927, v.) y Pax vobis (1930), marcan el punto culminante de su arte, realista en la pre­sentación del fondo histórico, pero palpi­tante de encendido lirismo en las figuras y los destinos de los protagonistas, quienes a veces se elevan a la categoría de verdade­ros símbolos de abnegación y heroísmo sobrehumano. Tal tendencia resulta cada vez más evidente, en perjuicio de la verosimi­litud psicológica, en las ulteriores novelas de G., El capitán de Kálló, El rey Luis el Grande y Jezabel, en las que cabe advertir, además, un extraño alejamiento de la rea­lidad del mundo exterior.

E. Várady