Nikolai Stepanovich Gumilev

Nació el 15 de abril de 1886 en Kronstadt y murió fusilado el 25 de agosto de 1921. Figura muy típica de la reacción contra el simbolismo que dominaba en la poesía rusa de los primeros quince años del siglo actual, fue jefe de una escuela que recibió la doble denomi­nación de «adamismo» y «acmeísmo». Había partido del simbolismo y fue a través de tal tendencia que conoció a Nietzsche, gra­cias al cual supeditó su interés por la polí­tica a la vocación poética. Perfeccionó su cultura estudiando en Francia, donde pasó hambre y fue detenido «en état de vaga­bondage». Desde 1908 aproximóse a I. Annenski y V. Ivanov; en 1909 colaboró en la revista Apollon, y luego marchó a Abisinia, donde recogió cantos populares.

En 1911 fundó una sociedad, «El taller de los poetas», y realizó un viaje a Italia. En 1913 estuvo de nuevo en Abisinia con una expe­dición; regresó para tomar parte en la gue­rra de 1914-18, en la cual se distinguió por algunos actos de heroísmo. Halló en la revo­lución el pretexto para volver a la poesía, y actuó en diversos grupos. Acusado de complicidad en una conjuración, fue dete­nido, condenado y ejecutado. En su reac­ción frente al simbolismo nuestro autor si­guió una tendencia evidentemente realista (v. Poesías); pero en un sentido no ruso, o sea ajeno a los matices sociales, y con una acusada conciencia individualista de las co­sas. En la misma línea se hallaron los prin­cipales colaboradores de «El taller de los poetas», que luego, empetro, se alejaron de ella: nos referimos a Kuzmin, Achmatova y Mandelstam.

E. Lo Gatto