Hjalmar Söderberg

Nació en Estocolmo el 2 de julio de 1869 y murió en Copenhague el 14 de octubre de 1941. Fue hijo de un nota­rio, y estudió en Upsala. Tras una breve experiencia periodística y de un empleo en la aduana por espacio de dos años, se de­dicó exclusivamente a la literatura. A par­tir de 1917 residió en Copenhague. Publicó Turbaciones [Fórvillelser, 1895], La juven­tud de Martín Birck (v.), El doctor Glas [Doktor Glas, 1905], Corazón inquieto [Hjártats oro, 1909], Viaje a Roma [Resan till Rom, 1929]; los dramas Gertrudis (v.) y La estrella de la tarde (v.), y los volúme­nes de ensayos El fuego de Jahvé [Jahves Eld, 1918], Jesús Barabbas (1928), El Mesías transformado [Den fórvandlade Messias, 1932] y El último libro [Den sista boken, 1942].

En 1934-44 apereció una colección completa de sus obras, en diez tomos. En las páginas de nuestro autor, firmes y frías (y por ello ajenas al fasto y a la opulencia fantásticos y verbales de la literatura neorromántica del último decenio del siglo pasado), queda reflejada la Estocolmo de los primeros años de la actual centuria, capital idílica y tranquila que se iba transformando en gran ciudad moderna. Martín Birck re­sulta comparable, en cuanto reflejo de una época, a los que fuera Niels Lyhne (v.) de J. P. Jacobsen respecto de la Dinamarca de una generación antes.

V. Santoli