Henry Thode

Nació en Dresde el 13 de enero de 1857 y murió en Copenhague el 10 de noviembre de 1920. Fue un historiador del arte con una personalidad tan sensible y abierta a los problemas artísticos del pa­sado como a los contemporáneos. Dirigió el Instituto Staedel de Francfort entre 1889 y 1891, enseñó Historia del arte en la Univer­sidad de Bonn, y de 1894 a 1911 fue profesor de la misma asignatura en la de Heidel­berg. Durante este último período, y has­ta 1913, encargóse, junto con Tschudi, de la dirección del Repertorium für Kunstwis­senschaft.

Tales actividades no le impidie­ron la participación en la vida artística del país y, singularmente, en las polémicas que enfrentaban por aquel entonces a los parti­darios y adversarios de Wagner. Vio con satisfacción el reconocimiento público del valor del citado músico, a cuya hijastra Da­niela se había unido en matrimonio, y de Hans Thoma, su amigo pintor a quien de­fendiera con no menos afortunada energía en sus obras Pinturas de Hans Toma [Hans Thoma Gemälde], de 1900, y Böcklin und Thoma, de 1905.

La fama de Thode, empero, se halla vinculada sobre todo a otros dos tex­tos, acerca del Renacimiento italiano (v. Francisco de Asís y los orígenes del Re­nacimiento en Italia y Miguel Ángel y el final del Renacimiento), concebido por el autor como un despertar del espíritu cris­tiano. Enamorado de Italia, pasó en este país largos períodos, generalmente en su villa junto al lago de Garda. Numerosas poe­sías, el poema En anillo de Frangipani [Der Ring des Frangipani] y algunos estudios so­bre Giotto, Durerò y la escuela de Nuremberg completan la figura múltiple de nues­tro autor.

G. Arneri