Henry Augustus Rowland

Nació en Honesdale (Pennsylvania) el 27 de noviembre de 1848 y murió en Baltimore el 16 de abril de 1901. En 1870 graduóse en ingeniería civil en el «Rensselaer Polytechnic Institute» de Troy, donde llevó a cabo investigaciones sobre la inducción y la permeabilidad mag­néticas. En 1875 fue nombrado profesor ordinario de Física de la nueva «.John Hopkins University», cargo que desempeñó hasta el fin de sus días. Antes de iniciar su actividad había estado en Europa, donde visitó varios centros de física y adquirió instrumentos de laboratorio; estudió en Ber­lín bajo la guía de Helmholtz, y realizó brillantes experimentos de electrostática. Vuelto a los Estados Unidos, prosiguió la práctica experimental.

Determinó la equi­valencia mecánica de la caloría con el em­pleo de métodos termométricos y calorimé­tricos de una precisión anteriormente nunca alcanzada, y describió los resultados corres­pondientes en Relación crítica sobre las diversas determinaciones de la equivalencia mecánica de la caloría, publicada en los Documentos del «Instituto Veneto» (7 y 8, 1880 y 1882; v. Escritos sobre Física); tal obra le valió, además del premio de la cita­da institución, la medalla Rumford. Luego empleó los métodos mencionados en la determinación del ohmio. Posteriormente se interesó por el análisis espectral y advirtió la necesidad de retículos de difracción muy precisos para la obtención de resultados vá­lidos; y, así, proyectó una máquina median­te la cual construyó algunos con más de mil líneas por milímetro.

Ideó también un re­tículo cóncavo (que de él recibió el nombre y fue adoptado por todos los laboratorios de física) con el que estudió por vez pri­mera el espectro solar; obtuvo de éste una limpia fotografía, y publicó Construcción y teoría de los retículos pura fines ópticos [Manufacture and Theory of Gratings for Optical Purposes, 1882] y Retículos cónca­vos [Concave Gratings, 1883]. A. Rowland debe el análisis espectral sus fundamentos; publicó los resultados de sus investigaciones entre 1890 y 1895. Rowland fue objeto de muchos hono­res. Durante los últimos años de su vida estudió la acción de la corriente eléctrica y sus aplicaciones a máquinas e instrumen­tos de medición. Inventó, además, un telé­grafo impresor múltiple, expuesto en la Exposición Universal de París de 1900 y galardonado con una medalla.

R. Frediani