Henri Ghéon

(seudónimo de Henri Vangeon). Escritor francés. Nació en Bray-sur-Marne el 15 de marzo de 1875, murió en París el 23 de julio de 1944. Doctor en medicina atraído por la literatura, no tardó en consagrarse por entero a su segunda vocación. Su pri­mera obra fue una colección de versos, Chansons d’aube (1897), pero hasta 1911 no publicó el libro que le dio a conocer: Nos directions, alegato en favor del renacimiento del teatro poético.

En apoyo de ello dio a la escena, el mismo año, una tragedia popular titulada Le Pain, cuyo espíritu reaparecerá más tarde en L’Eau de vie, tragedia rural. Durante la primera Guerra Mundial se con­virtió al catolicismo, en el frente de Artois. Bajo los efectos de esta conversión concibió el propósito de reanudar las tradiciones del teatro religioso francés de la Edad Media; de ahí la larga serie de misterios en los que intenta conferir una vida ingenua a temas caídos en desuso desde hace siglos. Su tea­tro, pues, estará enteramente sacado de las vidas de santos, o poco menos: en 1920, Le Pauvre sous l’escalier, tragicomedia que Copeau representó en el Vieux Colombier; Le Pendu dépendu (1920), Les trois miracles de sainte Cécile (1922), Le Martyre de saint Valérien (1922), etc. A partir de 1924 cuenta ya con un público adicto; crea entonces una compañía, los Compañeros de Nuestra Se­ñora. Ghéon, para quien el teatro era ante todo obra de caridad, compondrá muchas otras piezas.

Mencionemos sobre todo: Le triomphe de Saint Thomas d Aquin (1924), El comediante y la Gracia (1925, v.), Les aventures de Gilíes (1936). Mezclando el drama con la farsa, aspira a mantener con sencillez un constante comercio entre la tierra y el cielo. Hombre de teatro, su len­guaje firme, abundante y cálido llega al alma del espectador. Aparte su teatro, G. ha escrito: L’homme né de la guerre (1919), relato de su conversión, Partí pris (1924), reflexiones sobre el arte literario, Le Saint Curé d’Ars (1928), Les Jeux de la Terre et du Ciel (1929), novela, y finalmente Promenade avec Mozart (1932).