Henri Focillon

Nació en Dijon el 7 de septiembre de 1881 y murió en New Haven (Estados Unidos) el 3 de marzo de 1943.

Este historiador del arte fue hijo del gra­bador Victor Focillon Ingresa en la Escuela Nor­mal Superior y, tras graduarse, enseña du­rante varios años en los liceos de Bourges y Chartres. En 1913 obtuvo la cátedra de Historia del arte de la Universidad de Lyón y luego fue nombrado conservador del mu­seo local.

Sorprende, ante todo, la profunda curiosidad del joven maestro, que se inte­resó tanto por el grabado (en 1918 compuso una tesis acerca de Piranesi) como por las artes asiáticas (publicó Art boudhique en 1921, y en 1924 un Hokusai) y la pintura europea (en 1928 apareció su Histoire de la peinture en Europe au XIXe et au XXe siè­cle, y en 1930, Maîtres de Vestampe).

El nombramiento de profesor en la Sorbona (1925) había de inducirle a la nueva acti­vidad de medievalista, en la cual se impon­dría con dos volúmenes: L’art des sculpteurs romans (1931) y la gran síntesis Arte de Occidente (1938, v.). Este excelente maes­tro sabía también elevarse desde épocas es­trictas hasta las leyes de la creación artís­tica.

En tal aspecto, su obra principal es La vida de las formas (1934, v.). Expatriado voluntariamente en la época de la ocupación, acabaría sus días en los Estados Unidos.

M. Lévy