Helen Mary Jackson

Nació en Amherst (Massachusetts) el 15 de octubre de 1830 y murió el 12 de agosto de 1885 en San Fran­cisco. Se la conoce normalmente como He­len Hunt Jackson. Estudió en Ipswich (Mas­sachusetts), donde se relacionó con Emily Dickinson (v.), de la cual fue amiga a lo largo de toda su vida. En 1852 contrajo matrimonio en Nueva York con Edward Bissell Hunt, oficial del ejército a quien siguió en sus numerosos viajes. Perdió al esposo en 1863, y a los dos hijos en 1865. Dirigióse entonces a Newport, donde cono­ció al editor y escritor Th. Wenthworth Higginson, quien alentóla a escribir. En 1866 empezó a publicar poesías, artículos, boce­tos y críticas en The Nation, The Independent y Hearth and Home.

Entre 1868 y 1870 viajó por Europa y dio a la luz su primer libro, Verses, aparecido este último año. En 1872 visitó California, y en 1873-74 estuvo en Colorado Springs (Colorado); aquí rela­cionóse con William Sharpless Jackson, industrial, con el que se casó en 1875. Escri­bió diversas novelas y un libro acerca de las vejaciones a que los blancos sometían a los indios, Un siglo de infamia [A Century of Dishonour, 18811, del cual envió un ejemplar a cada uno de los miembros del Congreso. Nombrada comisario extraordi­nario para el estudio de las necesidades de los indígenas de la misión de California, presentó en 1883 un informe que no logró efecto alguno.

Indignada, compuso y pu­blicó en 1884 Ramona (v.), severa condena de los procedimientos empleados por el Gobierno de los Estados Unidos en el trato con los indios. Gran parte de sus textos (que integran unos veinte volúmenes) salió anónima, por cuanto la autora odiaba la publicidad. Poco después de la aparición de la última obra citada supo que se ha­llaba enferma de cáncer. Está sepultada en Colorado Springs, donde su tumba fue un tiempo meta de adictos y seguidores.

L. R. Lind