Gregorio de Laferrére

Comediógrafo argentino nació en Buenos Aires en 1867, murió en 1913. Hijo de padre francés y madre argentina. Aunque de familia acomodada, no cursó estudios universitarios, pero se educó en Francia, a donde lo llevó la fami­lia en su juventud. Fue un periodista y político que cultivó el teatro por afición, sin pretensiones profesionales ni ambicio­nes literarias. Diputado provincial en 1893 y diputado nacional de 1898 a 1908, un buen día, cuando ya contaba más de treinta y cinco años, se le ocurrió escribir y estre­nar una comedia que tituló Jettatore (1904). sátira de la superstición sobre la mala suerte: fue estrenada por la compañía de Jerónimo Podestá y alcanzó un gran éxito.

Animado por la buena fortuna de su obra, el acomodado y elegante Laferrére siguió escri­biendo comedias urbanas, de carácter cos­tumbrista, con fino sentido del humor y con timidez al profundizar. Más intensidad dramática tiene Bajo la garra (1906), pero el autor logra su mejor comedia en Las de Barranco (v.). Otras producciones suyas son: Locos de verano (1905), Los dos dere­chos o El cuarto de la hora (que no pa­rece representable) y Los invisibles (1911), además de las piezas cortas El tío y Por teléfono, y los monólogos La conciencia, El miedo, Los caramelos y Dios los cría…

J. Sapiña