Giuseppe Rovani

Nació el 12 de enero de 1818 en Milán, donde murió el 27 del mismo mes de 1874. Fue el precursor de la «scapigliatura» milanesa y uno de los críticos de arte más autorizados de la mitad del últi­mo siglo. Vivió una existencia bastante mi­serable, y, a causa de su participación en los acontecimientos políticos de la Italia contemporánea, conoció el destierro. La ín­tima relación establecida en Suiza con Cario Cattaneo indújole a un mayor interés por la historia política. Sin embargo, ingenio ferviente e innovador, pero escasamente constructivo y profundo, volvió a escribir artículos de actualidad, ensayos críticos y, singularmente, novelas históricas; en este último aspecto cabe mencionar sobre todo el texto cíclico Cento anni, que fue publi­cado por entregas en La Gazzetta di Mi­lano (1856-64) y presenta la vida milanesa del período 1750-1850. En 1868 dio a la luz otra historia novelada, La Libia d’oro, en la que se habla de una sociedad secreta. En Las tres artes (1874, v.) reunió sus me­jores ensayos de crítica estética.

L. Motta