Albert Roussel

Nació el 5 de abril de 1869 en Tourcoing y murió el 23 de agosto de 1937 en Royan. Mientras estudiaba en el Colegio Stanislas de la capital francesa recibió lec­ciones de piano del organista Stolz. Luego ingresó en la Escuela Naval. Llegado a ofi­cial de Marina, prestó servicio en la nave «Styx» y llevó a cabo largos cruceros, sobre todo por Oriente. Vuelto a Francia en 1894, reanudó los estudios musicales, primera­mente bajo la guía de Eugène Gigout y más tarde con Vincent d’Indy, en la Schola Cantorum. En esta misma institución, fundada por D’Indy y rápidamente desarro­llada, Roussel actuó, desde 1902 a 1913, como profesor de Contrapunto.

Empezó a com­poner música de cámara y algunos textos líricos vocales, y escribió paria el teatro, en 1908, Le marchand de sable; su prin­cipal obra de este género es la ópera-ballet Padmāvati (v.), representada en París en 1922. Resultan asimismo muy interesantes los dos ballets El festín de la araña (1913, v.) y La naissance de la lyre (1925). Entre las numerosas composiciones orquestales de nuestro autor cabe mencionar Évocations (1910-1911), Pour une fête de printemps (1921), la Suite en fa para orquesta (v.) y la Pequeña sinfonía para cuerda (1934). Un sabio equilibrio formal, en el que aparecen admirablemente unidas la sutileza y la sen­sibilidad, confiere una singular diafanidad a las serenas sugestiones míticas de las que se nutre la mejor inspiración de Roussel. V. Terenzio