Giuseppe Giusti

Nació en Monsummano, en el Val di Nievole (Toscana) el 23 de mayo de 1809; murió en Florencia el 31 de marzo de 1850. Estudió primero en el seminario de Pisa, de donde pasó al Colegio de No­bles de Lucca, y de allí nuevamente a Pisa, a estudiar Leyes, de lo que se licenció en 1834. Se trasladó a Florencia, donde frecuentó la sociedad de la que había de ser crítico implacable en sus epigramas poéticos (v. Poesías), que obtuvieron gran éxito en Tos cana y en otras regiones.

Sufrió desenga­ños amorosos y mantuvo relaciones senti­mentales con la viuda de Enrico Blondel, cuñado de Manzoni y esposa en segundas nupcias de Massimo d’Azeglio. G. tuvo siem­pre poca salud y padeció una neurastenia provocada — decían — por la mordedura de un gato. Conoció a Manzoni y mantuvo íntima amistad con él. Participó durante los años 1848 y 1849 en la vida pública, pero pronto quedó desilusionado. Cuando a con­secuencia de los acontecimientos de 1849 regresó Leopoldo II a Florencia, apoyado por las bayonetas austríacas, se retiró al pa­lacio de su amigo Gino Capponi y allí murió el día de Pascua de 1850. Además de las Poesías, dejó un nutrido Epistolario (v.) y una preciosa colección de Proverbios tos- canos (v.).

E. Allodoli